EA-MAP.ORG

Netflix compra el Egyptian Theatre en Hollywood

Tras una negociación de más de un año, Netflix ha adquirido finalmente un cine en Los Ángeles para hacer sus premières. Por una cantidad que no ha trascendido, el gigante de las plataformas VOD se ha hecho con el mítico Egyptian Theatre, que fue inaugurado en 1922. La American Cinematheque, que era el anterior propietario, podrá seguir programando películas de viernes a domingo.

Patio del Egyptian Theatre en Los Ángeles, comprado por NetflixEl Egyptian Theatre

Desde hace tiempo, Netflix estaba a la caza de algún complejo de renombre para hacer sus presentaciones de títulos en Hollywood. De hecho, hasta ahora, el Egyptian Theatre que acaba de comprar era el lugar donde solía hacerlas, para lo cual alquilaba el local cuando lo necesitaba.

“El Egyptian Theatre es una parte increíble de la Historia de Hollywood y ha sido un tesoro para la comunidad cinéfila de Los Ángeles durante casi un siglo. Nos honra poder llegar a acuerdo con la American Cinematheque para preservar su legado y continuar proporcionando experiencias relevantes al público. Esperamos expandir la programación del cine de manera que se beneficien tanto los amantes del cine como la comunidad”, señala Scott Stuber, responsable de Netflix Films.

Netflix hará una inversión para hacer una renovación del cine con el fin de realizar eventos especiales, proyecciones y premières durante la semana.

La American Cinematheque seguirá utilizando el local para programar títulos de forma independiente durante los fines de semana. La Cinematheque también cuenta con otro local para programar contenido en Santa Mónica, el también histórico Aero.

El Egyptian Theatre fue abierto en 1922 por Sid Grauman en Hollywood Boulevard, con un estilo ornamental que evoca al antiguo Egipto. La primera película que se exhibió allí fue el Robin Hood con Douglas Fairbanks.

El complejo se cerró en 1992. La American Cinematheque lo adquirió al Ayuntamiento por un simbólico euro y el compromiso de restaurar la grandeza del lugar. Tras una renovación de casi 13 millones de dólares, reabrió en 1998.

“El amor por el cine es inseparable de la historia y la identidad de Los Ángeles. Trabajamos para llegar al día en que los espectadores puedan volver a las salas y este extraordinario acuerdo preservará una pieza importante de nuestro patrimonio cultural para que pueda ser compartido en los años venideros”, manifiesta Eric Garcetti, alcalde de Los Ángeles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *